Fuera de tu sillón relax. Consejos para lactancia en lugares públicos

Amamantar en lugares públicos

Para todas las mamis hay una situación que suele darse a menudo. Llevamos una vida ajetreada y llena de estímulos entre los que se intercalan las labores diarias, laborales y el cuidado de nuestro bebé.

No todas las madres tienen la fortuna de poder disponer de todo su tiempo libre durante la lactancia, y es por eso que a menudo el amamantar en un lugar público acaba siendo una opción bastante habitual por mucho que estemos acostumbrados a amamantar en la comodidad de nuestro sillón relax en casa.

La lactancia en lugares públicos y su evolución

No vamos a engañarnos. No hay nada más natural que alimentar a tu bebé. Es parte de un proceso tan lógico que casi se pasa por alto, pero la creación de este vinculo con tu bebé suponen para el pequeño un aporte insustituible. A esas tempranas edades, lo experimentado le acompañará toda la vida en su autoestima, afecto y afiliación familiar.

Hace muchos años, el papel de la mujer en la sociedad estaba condicionado en gran parte a dedicarse al hogar y a la cría de los pequeños de la familia. Esa situación acostumbró a la sociedad a relegar esta práctica a un espacio íntimo, considerándose algo personal. Por suerte, los tiempos evolucionan, y la idea de que el tener que alimentar a tu bebé se dé fuera de casa ha dejado de ser algo tabú.

Es cierto que actualmente disponemos de estupendos entornos preparados para disfrutar de esta actividad tan bonita como necesaria. Tenemos un confortable sillón relax, accesorios que nos ayudan a solventar casi cualquier problema, y un fantástico asesoramiento donde pediatras y personas muy formadas pueden ayudarte con los mejores consejos, a veces sin apenas moverte de tu casa y con un solo click.

Lo cierto es que aún así, seguro que más de una vez nos veremos en situación de alejarnos de nuestras comodidades del hogar y practicar la lactancia en zonas abiertas al público. Por eso te traemos estos consejos.

Busca un espacio recogido y tranquilo

Puede parecer evidente, pero la lactancia es un ritual que requiere la máxima tranquilidad posible. El alejarte de las zonas con mayor ruido, y sobre todo, con luminosidad fuerte, ayudará a que el proceso de lactancia sea más cómodo y satisfactorio.

No hay nada que ocultar ni la lactancia en público resulta tan inusual como hace unos cuantos años. Has de saber que buscar el lugar adecuado siempre será en beneficio del pequeño y de su tranquilidad. Tienes derecho a practicarla donde sea necesario para que tu bebé tenga el alimento que necesita, pero las ventajas de un entorno apacible no puede obtenerse en cualquier lugar.

Interiores cálidos

Los interiores te ofrecen una ventaja importante de cara a amamantar. Si bien es importante el espacio te permita estar recogida y tranquila al igual que a tu bebé, el ambiente y la temperatura os beneficiará induciendo un ambiente de relajación.

Los exteriores, de manera natural están más expuestos al viento, al Sol y al movimiento de la gente que os rodea. Esto es un factor que que altera la sensación óptima de tranquilidad haciendo que los interiores sean un lugar mucho más propicio para amamantar.

Tu posición es importante en la lactancia

Al igual que todos nos acostumbramos a las situaciones del día a día y las convertimos en una rutina confortable, tu bebé también adquiere costumbres, sobre todo en la lactancia. Este es un momento en el que se repite un ritual que para tu pequeño se convierte en un evento crucial dentro de cada día, y suele acostumbrarse a hacerse en un sillón relax o sofá confortable.

Las sillas de la mayoría de lugares son adecuadas para descansar la espalda, pero a la hora de amamantar puede causar incomodidad y cansancio cuando la posición se prolonga por demasiado tiempo. Sabemos que la lactancia requiere de tranquilidad y paciencia, así que recomendamos un espacio que te permita recostarte ligeramente sin forzar tu espalda. Si dispones de un almohadón para ayudarte a conseguir el apoyo adecuado te evitará el cansancio en brazos y hombros.

Al fin y al cabo, la lactancia va a repetirse infinidad de veces en entornos fuera de nuestro hogar, y por ello te recomendamos que lleves contigo esos pequeños accesorios que te hará disfrutar de ese tiempo especial con tu bebé. No importa si es en casa o fuera de ella, pero siempre buscando lo mejor para tu pequeño.

 

Ideas para celebrar la Semana Mundial de la Lactancia

Semana de la lactancia

Todos los años del 1 de agosto al 7 de agosto, personas de todo el mundo celebran la Semana Mundial de la Lactancia Materna para crear conciencia sobre los beneficios de la lactancia materna. Si eres una mamá lactante o si simplemente quieres mostrar tu apoyo a la lactancia materna, aquí hay algunas recomendaciones para celebrar esta maravillosa semana de la lactancia.

Continuar leyendo «Ideas para celebrar la Semana Mundial de la Lactancia»

Está bien si descartas la lactancia materna, no pasa nada

lactancia materna

Muchas futuras primeras mamás dan por supuesto que van a amamantar a su bebé. Es normal que tengan una imagen idílica de la lactancia materna, dando pecho a su bebé recién nacido en un sillón de lactancia sonriéndose el uno al otro y creando un aurea de felicidad absoluta. Están ansiosas de que llegue ese momento.

Continuar leyendo «Está bien si descartas la lactancia materna, no pasa nada»

Cómo calentar leche materna: método seguro y rápido

calentar leche materna

Imaginemos que has decidido guardar un poco de leche materna de manera segura en el congelador. Ahora, ¿qué haces con eso? Hay una manera correcta y una incorrecta de calentar leche materna.

Así que te voy a contar cómo se puede calentar leche materna de la manera correcta al mismo tiempo que mantiene el máximo valor nutricional.

Continuar leyendo «Cómo calentar leche materna: método seguro y rápido»