Por qué elegir una cama Montessori para tu bebé

Una cama Montessori para tu hijo te enamorará por la estética y también por los beneficios para su crecimiento y desarrollo. Decorar la habitación de tus hijos desde su nacimiento es importante. Grandes expertos en la educación recomiendan el método Montessori y, en consecuencia, apostar por decoraciones de esa rama.

La precursora, Maria Montessori, dijo y definió muy bien su método con esta frase: “Ayúdame a hacerlo por mí mismo”. Ella, junto a un sin fin de educadores, son partidarios de que los niños tienen que aprender por sí mismos. Para ello, los cambios en la educación en la escuela y también en el hogar, incluyendo métodos basados en esta filosofía harán que su potencial aumente y se desarrolle.

Una cama Montessori, un acierto seguro

La localización y funcionalidad de una cama Montessori ya es el punto principal y necesario para adquirir una. La ser un dormitorio que está cerca del suelo, la cama Montessori fomenta la autonomía y la movilidad del pequeño ya que puede desplazarse sin necesidad de los padres. Con esto, aumentará la independencia de tu hijo dándole mayor seguridad y confianza en los primeros años de vida. Te recomendamos el mobiliario para la habitación de tu hijo basado en este método.

Motivos reales para elegir una cama Montessori

  • Más independencia

Poder moverse a sus anchas por la habitación será un acierto para tu hijo. Aunque al principio pueda resultarte un reto, con el paso del tiempo verás que su autonomía va aumentar. Dejarles que se levanten de su cama, que puedan pasear por su habitación y vuelvan a sentarse sin necesidad de pedir permiso será el punto clave para su desarrollo total.

  • Más autonomía

Desde muy pequeños, los bebés están limitados por las paredes de la cuna, las sillitas de coche o en sus sillas para comer. Pero, realmente, tu hijo quiere moverse, descubrir cosas nuevas y estar activo. Dotarle de libertad de movimientos en su propia habitación es darle la oportunidad de desarrollarse a su tiempo y según sus capacidades.

  • Más comodidad

Los padres piensan que dormir a sus hijos en una cuna tradicional es el mejor método para ellos y para sus bebés. Sin embargo, una cama Montessori te abre un amplio abanico de beneficios para tu hijo. Una cama en el suelo da la oportunidad a tu hijo de acceder a su cama sin necesidad de depender de nadie. También, este tipo de dormitorio basado en el método Montessori piensa en la comodidad de las madres. El momento de la lactancia y darles el pecho, una cuna no es cómoda y práctica. No obstante, en una cama Montessori puedes acostarte al lado de tu hijo sin necesidad de despertarle cuando te muevas y también puedes dormir con él cuando quieras. Además, si tienes un sillón de lactancia, mover a tu hijo hasta la cama será fácil y rápido.

  • Más seguridad

Ofrecerle a tu hijo dormir en una cama Montessori será la puerta hacia grandes oportunidades para su desarrollo. También eliminará ciertos miedos e inseguridades que les surgen a medida que crecen. Probablemente has escuchado hablar del temido momento de transición de la cuna a la cama. ¡Con una cama Montessori nunca pasará! Si duermen en una cama cerca del suelo desde bebés, ésta será útil hasta que crezcan. Tampoco nos podemos olvidar del tema económico. Comprar una cuna y luego, cuando crezcan, una cama junior es aumentar los gastos que no son totalmente necesarios.

Método Montessori: su origen y motivos

Realmente, el método Montessori surgió en Italia de la mano de la Doctora Montessori, a principios del siglo XX. Su intención fue la de crear e incluir en las escuelas metodologías alternativas a las que se conocían en aquel momento. Consiguió abrir varias escuelas Montessori en diferentes partes del mundo: Italia, España, Holanda e India.

La filosofía principal del método Montessori es la de dar la máxima libertad posible a los niños mientras aprenden y se les educan. Además, dotarles de autonomía aportando las herramientas necesarias para que desarrollen sus sentidos por sí mismos.

Con el paso del tiempo, los niños que han crecido con este método de educación, han desarrollado beneficios y aptitudes a considerar. Los niños han desarrollado más independencia, han aplicado el respetocon mayor naturalidad que el resto y su autodisciplina ha sido la característica revolucionaria en su carácter. ¿Por qué no inculcar buenos hábitos y métodos desde pequeños con una cama Montessori?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *