Papá, tú también puedes establecer vínculo con el bebé

Hoy en día, cuando se habla sobre la lactancia materna, es muy común que las futuras mamás digan “Quiero amamantar, pero quiero empezar a sacar leche pronto para que papá también alimente y genere vínculos con el bebé”. Los dos podéis compartir el sillón de lactancia, pero no significa que tenga que ser necesariamente para alimentar al bebé.

Podéis pasar rato ahí tranquilamente leyendo, acariciando al bebé o dormitando mientras el peque duerme. Entonces, ¿es esencial poner tu leche materna en una botella lo antes posible para que pueda ayudar a tu pareja a vincularse con tu bebé?

Empecemos con lo que hace que amamantar sea diferente

Alimentarse directamente del pecho ayuda a que la vista de tu bebé se desarrolle fortaleciendo los músculos dentro del ojo. Piénselo, cada vez que amamanta, tu bebé te mira tiernamente a los ojos. Los bebés siempre buscarán la comunicación y el amor en los ojos de su madre.

Si comparamos esto con la alimentación con biberón, la mayoría de nosotros (si somos diestros) alimentaremos a nuestro bebé con la botella en la mano derecha. Esta es la razón por la que los expertos recomiendan que los bebés alimentados con biberón se mantengan en una variedad de posiciones y tanto hacia la derecha como a la izquierda para desarrollar los músculos de los ojos por igual.

Dar el pecho también ayuda a dar forma a la boca, el paladar y la mandíbula de nuestros bebés. Ayuda a tener los dientes mejor alineados, así como a ayudar con el desarrollo del habla en el futuro.

Estos son solo algunos ejemplos de los beneficios de dar el pecho, hay más, pero te puedes hacer una idea.

Pero entonces, ¿qué pasa con el vínculo?

La investigación nos muestra las diferencias entre la alimentación con biberón y la lactancia materna, pero, ¿qué pasa con el vínculo?

Por supuesto, podemos vincularnos con nuestros bebés si alimentamos con biberón. Hay muchas madres que necesitan alimentar a su bebé con biberón y se unen bella y amorosamente con su bebé. El problema es cuando se cree que la alimentación con biberón es la única manera de que tu pareja pueda generar un vínculo con el recién nacido. Esto es incorrecto.

El vínculo va más allá de la alimentación con biberón

Los papás pueden vincularse con su recién nacido de muchas maneras que no están relacionadas con la lactancia.

Los chicos pueden vincularse a través de actividades muy significativas con el bebé. A menudo, un par de manos más para alimentar con biberón al bebé no van a ayudar tampoco demasiado a una nueva mamá ni le van a permitir dormir mucho más. Generalmente hay muchas más tareas en las que una nueva mamá pueda agradecer una ayuda para poder conseguir un descanso extra.

Aquí hay algunas otras formas de promover la unión de papás y bebés.

Contacto piel con piel

Es una de las formas más bonitas de vincularse con un bebé … y no es solo para mamás

Cuando sostienes a tu bebé junto a la piel cálida, el bebé puede escuchar el latido de tu corazón, acurrucarse en tu pecho (ya sea peludo o no, papás) y oler tu aroma.

Los bebés prefieren tu olor real, así que no abuses del desodorante ni los perfumes. El contacto piel con piel puede hacerse en cualquier momento; viendo la televisión, leyendo, escuchando música, o bailando.

Cada vez que sostenemos a un bebé nos sentimos atraídos por mirarlos y ellos por mirarnos a nosotros. Esto promueve el vínculo de por vida y activa la liberación de grandes cantidades de la hormona del amor, la oxitocina.

Por otra parte, el contacto piel con piel es la reducción de la hormona del estrés y ayuda a los bebés descansar y dormir bien. Vamos, que es una gran excusa para estar muy pendiente del “piel con piel”.

Baño de bebé

Igual que el contacto piel con piel, bañar a los bebés es súper agradable tanto para el papá como para el bebé. A los bebés les encanta escuchar tu voz, ¡así que estar en el baño es el momento perfecto para que papá pruebe sus dotes de canto, a medida que el bebé crezca, probablemente se ría cada vez que empiece a cantar.

Leer al Bebé

Esto puede parecer tonto ya que los bebés no pueden entender lo que dices, pero reconocen claramente las voces y la entonación en nuestra voz. Papá podría estar leyendo las noticias en su teléfono en voz alta, todavía no importa tanto que el bebé lo disfrute, porque no lo entiende.

Intenta modular un poquito la voz para darle un punto infantil y de teatro. Los bebés no necesitan que seamos ñoños, pero sí agradecen las voces dulces.

Salir a caminar con el bebé

Esta es una actividad encantadora para hacerla todos en familia, pero también puede darle un tiempo precioso a mamá para darse un baño, dormir una hora extra o simplemente sentarse en el váter en paz.

El aire fresco es algo que damos por sentado pero que puede hacer que todos nos sintamos mejor mental y físicamente. Estar fuera con tu bebé promueve la relajación, mejora el sueño para el bebé, y es claramente un ejercicio de vínculo.

Como podrás ver en las primeras semanas, es importante permitir que tú y tu bebé os familiaricéis con la lactancia. Esto no va en detrimento de que tu pareja pueda vincularse con el bebé de otras muchas maneras. Sí, dar biberón puede ser una de ellas, pero claramente no es la única.

Hay muchas oportunidades para que ambos os unáis con vuestro bebé. Recuerda que la unión es un amor continuo que va creciendo y fortaleciéndose con el tiempo.

Solo tú, tu pareja y tu bebé sabéis lo que es mejor para vuestra familia. Solo asegúrate de tener información antes de tomar una decisión con la que te sientas feliz, sea la que sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *