Importancia de la lactancia y sillón de lactancia

Cada madre se esfuerza por aprender más y más sobre la lactancia materna si esta es la elección que ha tomado. Hoy hablamos de la importancia de la lactancia y de un sillón de lactancia

Durante cuánto tiempo es recomendada cada toma, cuándo empezar a usar fórmula o cuándo dejar de hacerlo son algunas de las preguntas que toda mamá se hace a la hora de empezar a alimentar a su bebé.

sillon-de-lactancia-milan

Nos planteamos estas preguntas una vez sabemos la cantidad de beneficios de la lactancia materna tanto para la mamá como para el bebé. Hablemos ahora de las principales etapas de la lactancia y cómo podemos hacerlo todo más fácil y cómodo.

Alimentación solo con leche materna

Una vez que el bebé prueba la leche materna sabe que es la comida más sabrosa que puede tomar. Cuando tu bebé tiene 6 o 7 meses se va a empezar a interesar por la comida del resto del mundo.

Es crucial mantener la lactancia durante los primeros seis meses, ya que es un gran aliado del desarrollo correcto del bebé y para la formación de su sistema digestivo.

Introducción de nuevos alimentos.

¿Tu bebé quiere probar algo de comida de la mesa? Bien, puedes probar a darle, aun así, incluso si le das no le aportará los beneficios de tu leche. El sistema digestivo no está completamente listo para adaptarse a una nueva alimentación. Durante el primer año y medio tu bebé va a ir descubriendo nuevos alimentos. Aun así, trata de mantener la lactancia materna durante el mayor tiempo posible. Así, favoreces el desarrollo de un sistema inmunitario y nervioso.

Cambio de comida para bebés a comida de mesa.

A medida que tu bebé crece, puede que no solo quiera picotear algo de la mesa por curiosidad, sino que puede querer hacer el cambio completo a la comida “de mayores”.  A cierta edad, esta alternativa a la leche materna es una fuente importante de energía; proporciona vitaminas y una gran variedad de sales minerales.

Sabemos que la alimentación del bebé no es una cosa fácil, y para la lactancia puede ser un gran aliado comprar un sillón de lactancia que facilite la alimentación y también te ayude a relajarte y estar con tu bebé.

Hablaremos acerca de cómo elegir un sillón de lactancia más adelante en este mismo artículo.

amanata cuna

Entre el año y medio y los dos años, la comida de mesa irá sustituyendo la lactancia materna. Sin embargo, no tienes por qué dejar de amamantar, solo debes bajar la dosis. Si decides seguir con la lactancia te recomendamos hacerlo por la noche.

Después de un año la lactancia materna ayuda a tu bebé a desarrollar un sistema endocrino, inmunológico y digestivo saludable. ¿No es genial que tu bebé tenga una mandíbula correcta, los dientes fuertes y mínimo riesgo de que sufra problemas en el habla?

Fin de Lactancia.

Después de dos años y medio el niño come perfectamente alimentos de mesa. Si has continuado la lactancia la toma será reducida, como una o dos. De todas formas, verás disminuir tu pecho y gradualmente podrás detener la lactancia de manera natural.

Consejos para comprar un sillón de lactancia

Un buen sillón de lactancia es una de las compras más importantes que puedes hacer para el cuarto de los niños. Estas mecedoras están a la orden del día y los tienes en muchísimos estiloso y acabados diferentes, desde los tradicionales y clásicos hasta los más modernos pasando por los de elegancia premium.

Generalmente todos funcionan de la misma manera y cubren las mismas funciones, una de las diferencias puede ser la forma en la que se balancean. Pero prácticamente todos te van a ayudar a que tu bebé se alimente más cómodo y tranquilo, a que tú estés más relajada y también es perfecto por si los dos queréis echar una cabezadita juntos.

Hay una pequeña diferencia entre las mecedoras y otros sillones de lactancia. Algunos se balancean en un arco y otros solo hacia delante y hacia detrás. Es decir, la diferencia radica en la amplitud del arco que describen.

Independientemente del arco que describan todos deben ser cómodos y acolchados, tener un buen apoyo de espalda y brazos. Un gran añadido para tu sillón es que tengan reposapiés, que puedes comprar aparte para ponerlo a la distancia que realmente necesitas.

mecedora lactancia
Bright mother feeding her adorable son in the kitchen at home

¿Mecedora o sillón de lactancia?

Tanto en una como en otro el movimiento no requiere casi ningún esfuerzo, lo que es particularmente agradable cuando estás cansada. Tu sillón de lactancia debe ofrecer un montón de respaldo y apoyo de la cabeza, darte espacio para cambiar de posición fácilmente, y ser del tamaño adecuado para su cuerpo.

Un reposapiés a juego está a menudo disponible.

Algunas características adicionales de confort incluyen que sea reclinable, reposapiés y reposabrazos anchos.

¿Prefieres un gran sillón cómodo o algo más sencillo y tradicional? Independientemente de lo que elijas querrás que tus pies lleguen al suelo en un ángulo que te siente bien y que te sea cómodo sentarte y levantarte.

Algo interesante también en un sillón de lactancia es que tenga bolsillos laterales para guardar las toallitas, las botellas, los paños y cualquier otra cosa que necesites tener a mano. Si tu sillón de lactancia no cuenta con bolsillos puedes optar por un mural portabiberones para colgarlo en cualquier sitio.

Evidentemente el precio de tu sillón también es importante, debes encontrar la combinación perfecta entre calidad y precio. En Sillón de lactancia te traemos solo los sillones de lactancia que funcionan a la perfección, muy cómodos y al mejor precio.

Además, en todos nuestros sillones tienes una gran capacidad de personalización para que elijas los colores, patrones o estilos que más te van. Unos sillones resistentes, estables y cómodos, que resistan perfectamente el paso del tiempo y que te sirvan para muchas otras cosas una vez has terminado la lactancia de tu bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *