Consejos para elegir una mecedora de lactancia

Una buena mecedora de lactancia materna es una de las compras más importantes para la salud de tu bebé.

Aunque también puede ser una de las compras más estresantes si no se elige la butaca o mecedora de lactancia adecuada.

¿Optar por una butaca o mecedora de lactancia? ¿Un gran sillón de lactancia cómodo más tradicional?

Existen diferentes variedades de estilos en sillones de lactancia e incluso disparidad en precio desde sillones de lactancia baratos y económicos hasta butacas o mecedoras de lactancia bastante caros, por ello, el proceso de decidirse por la mejor silla para amamantar al bebé puede ser realmente intimidante.

Es probable que pienses, ¿por qué necesito un sillón de lactancia?. Después de un día largo y agotador, una buena y cómoda mecedora aporta múltiples beneficios para ti y tu bebé.

Ahora bien, ¿Necesitas ayuda para reducir y elegir la mejor opción? Para empezar, puedes elegir el estilo que más te guste, pero luego deberías hacerte estas preguntas.

Si puedes contestar “sí” a cada uno de ellas, ¡Estarás eligiendo la mejor opción en tu sillón de lactancia!

  •          ¿Es cómodo?

Cuando se trata de despertarse varias veces durante la noche o, pasarse la mitad de la noche en vela ante el desafío de los llantos del bebé, deberías contar con un sillón de relax que ayude a liberar el estrés proporcionando el confort deseado.

Mientras que la comodidad puede parecer como un punto demasiado obvio a mencionar, te sorprendería cuantos papás y mamás primerizos, sacrifican la comodidad y practicidad por el estilo.

Recuerda que la comodidad de cualquier tipo de butaca o mecedora de lactancia proporcionará un recuerdo agradable y momentos únicos para la mayoría de papás y mamás. Esto es más bonito que cualquier butaca o mecedora de lactancia con estilo, ¿no?.

  •          ¿Puedes levantarte de forma fácil sin molestar al bebé?

Una silla de lactancia suave y acogedora es una necesidad, no hay mejor opción que una butaca de lactancia que resulte una experiencia agradable.

Una buena mecedora de la lactancia materna debe ofrecer suficiente apoyo para que levantarse y ponerse de pie después de amamantar al bebé sea fácil y sin molestar al pequeño soñador.

Si la superficie de la silla es demasiado suave, o si la butaca es demasiado grande, puede resultar difícil levantarse y ponerse de pie sin despertar al bebé que acaba de dormirse.

  •          ¿Sillón de lactancia ajustables o reclinables?

Otra opción difícil de elegir, pero recuerda que no hay nada malo en añadir un poco de lujo, y más si se trata de la salud de mamá y el bebé

Pero antes de comprar una silla ajustable, asegúrate de que puede alimentar al bebé o descansar con el pequeño cómodamente y desde una posición correcta para la espalda.

  •          ¿Mecedora de lactancia con reposapiés?

En primer lugar, se debe buscar un sillón de lactancia con apoyabrazos y que estos sean anchos. Los bebés suelen pesar bastante. Si se quiere ser capaz de sentir los brazos tras una alimentación de 20 minutos, se va a necesitar un poco de ayuda.

Los apoyabrazos también permiten un mejor posicionamiento durante la lactancia, lo que garantiza una buena salud tanto de la mamá como del bebé a la vez que fácilita la tarea ya que con los complementos adecuados, se puede guardar todo tipo de necesidades como botellas de agua, protectores, pañuelos, etc.

Los reposapiés son otra característica muy práctica, especialmente tras el parto cuando los tobillos tienden a hincharse. La elevación de los pies disminuye la presión en la espalda y permite a sentarse de manera correcta para evitar posibles lesiones al tomar posturas no recomendadas.

  •          ¿Limpieza fácil?

Se recomienda elegir una tela fácil de limpiar y resistente a las manchas para cuando las cosas se complican. La micro-fibra es generalmente una buena apuesta, aunque se pueden elegir otras opciones como cuero u otros productos similares a la piel que, se pueden limpiar cómoda y fácilmente.

La compra de protecciones para el sillón de lactancia, es otra gran forma de prolongar la vida de la tapicería.

  •          ¿Duradero?

Obviamente no se va a amamantar al pequeño para siempre, pero eso no significa que la silla de lactancia materna no deba ser duradera, puesto que se le puede dar diferentes y útiles usos.

Pensar en el futuro es un factor importante a tener en cuenta. Por ejemplo, un sofá infantil puede parecer perfecto para la habitación del pequeño en este momento, pero ¿qué pasa dentro de cinco años? ¿Diez?

Una buena silla debe llevar al bebé desde la cuna hasta la universidad. Por ejemplo, puedes pensar que cuando crezca, la podría utilizar para acurrucarse en ella y estudiar, o incluso ofrecerlo a amigos cuando se necesite un sofá extra.

  •          ¿Es seguro?

Por último, pero no por ello menos importante, las mecedoras suelen tener una reputación complicada ya que pueden pellizcar los pequeños dedos de manos y pies. Para evitar accidentes, se debe elegir una butaca o mecedora de lactancia con un mecanismo de bloqueo que impida que la silla se deslice cuando no esté en uso o incluso al ponerse de pie.

Los sillones de lactancia reclinables también pueden lesionar a los niños pequeños, en especial las que se mueven al desplazarse, solo con el propio peso corporal.

Pero esto no implica que no se deba comprar un sillón reclinable, si no elegir un modelo con una palanca de fácil alcance o el botón para protegerse de posibles accidentes tanto para los papás como para el bebé.

Bajo ningún concepto se recomienda dejar el sillón reclinable abierto cuando no está siendo usado puesto que es más probable que ocurra algo no deseado. Se recomienda siempre verificar dos veces la seguridad de la mecedora de lactancia.

Crear un lugar de lactancia sin estrés

Una vez decidida la silla de la lactancia materna perfecta, se debe considerar la creación de un espacio para la alimentación del bebé dedicado, asegurándote de que se tiene todo lo necesario para amamantar al pequeño, al igual que los recursos necesarios para mamá.

Los requisitos mínimos para un buen espacio de lactancia son como mínimo un lugar de 3 metros por 3 metros con ventilación e iluminación natural y condiciones higiénicas adecuadas.
Además de un ambiente propicio y agradable.

Una respuesta a “Consejos para elegir una mecedora de lactancia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *